sábado, 27 de noviembre de 2010

Si fuese vendedor de Kindles me haría rico...

... Y todo esto lo digo porque ya conozco a 5 personas que tras enseñarle el Kindle y su sencillo e intuitivo manejo (además de su muy interesante precio) han roto toda reticencia y duda, y ya han adquirido o están en proceso de adquirir este magnífico lector de libros.

Y es que aquellos que lo usan descubren que este paso tecnológico del libro "analógico" al libro "digital" no es tan absurdo ni tan descabellado como muchos creían en un principio, y que el placer de la lectura puede ser fielmente seguido en un eReader como es el Kindle. Ya os lo puedo asegurar yo, que ya de por sí soy un gran lector, que con dispositivos como éstos se fomenta aún más la lectura.

Existen muchas joyas que deben ser leídas, ya imposibles de conseguir en papel, de manga/comics para ser vistos, de documentos que leer y revisar... y que ahora están al alcance de nuestra mano.

No me queda más que decir, disfrutemos de nuestro Kindle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada