jueves, 18 de noviembre de 2010

Libros de tinta electrónica (e-ink)

Como ya comentaba en otra entrada, el dispositivo de 7" ebook reader me ofrecía mejoras con respecto al Energy Sistem a la hora de leer: mayor pantalla, posibilidad de cambiar el color y formato de las letras, cambiar el fondo y ampliar las letras de una forma muy competente. Pero aunque la lectura de ebook con este dispositivo había mejorado de gran manera la lectura, no era todo lo adecuada y aconsejada para largas y continuas lecturas.

Y entonces llegó un día que descubrí los libros de tinta electrónica. Mirando foros y páginas de internet encontré variados y múltiples modelos: Papyre, Sony-reader, iLiad, Barnes & Noble, etc.

El problema que le vi a estos dispositivos, en los cuales ya buscaba sólo un mero uso de lectura, como debía de ser para la utilidad y uso que yo le buscaba, era el precio. En torno a 260-299€, lo cual a mi parece era abusivo. Tuviese la tecnología que tuviese. De todos modos quise informarme bien y empecé a conocer que además no exisitía una verdadera estandarización de los formatos de ebook, algunos funcionaban con fb2, epub, pdf, etc... que lo hacían incompatible entre sí. Ya era caro de por sí, que encima no pudieses compartir libros de un formato a otro.

De todos modos, a la espera de encontrar mi candidato ideal, comencé a buscar y descargar libros para tener un digna biblioteca preparada. Encontré páginas llenas de clásicos de la literatura a otras con titulo más modernos y actuales, así como algunas que ofrecían más de 10.000 libros. La verdad, mucho donde escoger, lectura para toda una vida.







Pero claro, tenía ya la biblioteca, pero seguía sin ver cuál aparato era mejor. Al final había pensado en adquirir un Noble & Barnes por importación (pero en aquel entonces no se podía vender fuera de USA sin perder en cierta manera su garantía), y un amigo me habló del Kindle, un ereader que yo ya había descartado por el hecho de que sólo leía formato azw, lo cual lo limitaba en sobremanera. Pero me habló de una lectura adecuada con los pdf y que además permitía la lectura de formatos MOBI, un formato gratuito que me permitía encontrar esa variedad de libros que ansiaba.


El precio era lo mejor, su versión Wi-fi rondaba los 139$ (a esto había que añadirle impuestos y gastos envío que lo dejaban en 140€), además de que Amazon USA ya los vendía fuera de USA y era fácil de adquirirlo. El candidato ideal parecía esar cada vez más cerca...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada