miércoles, 2 de mayo de 2012

Las tabletas ganan terreno en la lectura digital


Muy interesantes los datos del estudio del Book Industry Study Group, citado por Paul Biba en teleread, sobre las tendencias de lectura digital en EE.UU. comparando datos de agosto de y diciembre de 2011.

El primer dato que llama la atención es el descenso del 72% al 58% de ereaders dedicados, se entiende de tinta electrónica, como dispositivo preferido de lectura. Descenso que contrasta con la subida del 13% al 24% de las tabletas. Curiosamente al iPad únicamente le corresponde un 1% mientras que al resto de tabletas, Kindle Fire o Nook pasan del 5% al 14%.

Según Angela Bole, una de las directivas del BISG, el estudio muestra el creciente interés por dispositivos multifunción que además puedan ofrecer una experiencia de lectura más interactiva que los actuales ebooks. Algo que los editores podrían entender como un cambio en los gustos del mercado y en lo que los lectores digitales esperan encontrar.

El estudio, que tiene fama de tener una metodología rigurosa, señala además otro dato curioso, que el 50% de los encuestados declaraba haber comprado más libros en cualquier formato, lo que de alguna manera contradice la idea de que quien compra un libro electrónico deja de comprarlos en otro formato. De hecho únicamente un 27% de lectores casuales (menos de un ebook al mes) declara haber dejado de comprar libros en papel. En el caso de lectores frecuentes, un ebook a la semana, un 30% declara haber abandonado el papel.


¿Suponen estos datos una tendencia o son coyunturales al periodo festivo y al lanzamiento de Kindle Fire? Sacar conclusiones en este momento es complejo y extrapolar estas conclusiones a otros mercados distintos al de Estados Unidos todavía más. Lo que está claro es que aquí no tenemos una tableta asociada a un proveedor de contenidos digitales como Amazon, Kobo o Nook, que además ofrecen un dispositivo dedicado de tinta electrónica a un precio ligeramente inferior. Ahí es donde puede estar el dato que nos ayude a comprender las cifras. Veremos en los próximos meses cómo evolucionan los resultados.

Si te ha interesado el artículo, deja tu opinión en la encuesta.

Puedes seguirme también en Ríos de tinta electrónica.

9 comentarios:

  1. Yo siempre he dicho que el verdadero lector, el de toda la vida y no circunstancial por algún libro de moda, el que no puede vivir sin su ración de lectura, si utiliza un dispositivo electrónico para leer es un lector de tinta electrónica y no una tablet; para internet y mirar cosas estarán muy bien, pero llevarte horas leyendo en una pantalla retroiluminada es insoportable y lo sé por experiencia.

    Antes de tener kindle tenía que echar manos del móvil o la psp para leer libros en inglés que de otra forma me hubiera resultado muy difícil conseguir y me levantaba todos los días con los ojos enrojecidos y muy molestos.

    La gente que usa tablets para leer no sabe lo que se pierde ignorando la tinta electrónica.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con Fran. Yo añadiría que el Kindle Fire puede ser interesantísimo para un montón de cosas más que no sean la lectura pura y dura.

    ResponderEliminar
  3. En estos momentos llevo conmigo un Kindle y una tableta Android (Nada de iPads, que salen muy caros), y tengo muy claro que para leer prefiero el Kindle, y con mucha diferencia.
    La cuestión está en que con la tablet puedo leer noticias, webs, el correo, escribir notas, editar fotos, compartir información, ver mi facebook, escuchar música, ver video, ver video 1080p en el salón de mi casa enchufándola a la televisión, y como no, también jugar al Angry Birds.
    Entiendo que la gente prefiera tener un único aparato en lugar de dos, y sacrificar calidad de lectura a cambio de una funcionalidad mucho mayor.

    En mi opinión, los lectores electrónicos seguirán perdiendo público en favor de las tablets, al menos mientras no se comercialicen con pantallas de tinta electrónica a color que puedan mostrar video. Entonces seguramente mucha gente preferirá una pantalla que no emite luz para leer, si sabe que así no tiene que sacrificar toda la funcionalidad que le da un tablet.

    ResponderEliminar
  4. Parafraseando a Hamlet, la cuestión es "¿leer o no leer?". Un libro electrónico no es un cacharro que haga cosas más o menos ingeniosas. Es una pequeña biblioteca. Como solo sirve para leer -aunque esto hay que matizarlo-, no subirá cuota de mercado respecto a los teléfonos inteligentes o las tabletas.

    Tengo un Kindle segunda generación desde mayo de 2010. El problema de los libros electrónicos no residen en una multifuncionalidad que a mí, lectora, me importa bien poco, sino en la inadaptación a los formatos "grandes", como pdf, y la falta de pantallas en color de tinta electrónica. Para el estudio de ensayos, Kindle es perfecto: permite subrayar y tomar notas y, mejor aún, exportar esas notas a un ordenador. Pero le falta un buen empujón para llegar al libro de texto, al atlas o a las obras donde la ilustración es esencial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Antonia. Parece que todos estamos de acuerdo en que para leer lo mejor es la tinta electrónica.
      El tema del PDF sinceramente no acabo de verlo. Si los lectores de tinta electrónica tuvieran que mostrar un PDF al final necesitaríamos pantallas de tamaño A4, que quizá tampoco servirían para mostrar un atlas como se merece, no nos valdría ni un iPad. Además perderíamos definitivamente la portabilidad que nos ofrece ahora Kindle y compañía.
      Los nuevos formatos de libro electrónico, principalmente KF8, ofrecen ya muchas más posibilidades que el PDF, que en mi modesta opinión es una tecnología que se inventó para otra cosa y que ha vivido ya sus tiempos mejores, lleva con nosotros desde 1991...
      Estoy seguro de todos modos que en un futuro no muy lejano salga al mercado la pantalla de alta definición y bajísimo consumo.
      Un saludo!

      Eliminar
  5. Además, hay que tener en cuenta que por ejemplo Amazon no tiene pinta de apostar por el Kindle como un lector para "estudiar" o así lo entiendo yo con los nuevos modelos. Para eso el K3 era mejor.

    ResponderEliminar
  6. Es un aporta algo fuera de tema, pero el Kindle DX de versión remanufacturada bajó de precio.

    Máas infomraciónhttp://goodereader.com/blog/electronic-readers/refurbished-kindle-dx-on-sale-for-244/

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que es algo en principio lógico, ya que con una tablet puedes hacer lo mismo que con un kinlde (por ejemplo) y muchísimas otras cosas mas, así que si te vas a comprar un aparato electrónico nuevo, dudas en comprarte algo especifico o algo que puedas hacer de todo.

    Y algo parecido a esto pasa con las videoconsolas portátiles, que de cada vez van perdiendo terreno por culpa de la potencia de las tablet o smartphones, pero al final, si quieres jugar comprate una videoconsola, si quieres leer comprate un ereader, y si vas a leer de vez en cuando un libro pues comprate una tablet que la aprovecharás mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con Juan Carlos, con los nuevos teléfonos, por ejemplo el nuevo Galaxy III, acercándose al gadget perfecto, poco sitio parece que quede a los dispositivos dedicados, como puede ser un ereader. Pero quizá ahí mismo está su fuerza, en que hay muchos lectores lectores frecuentes que van a seguir prefiriendo la tinta electrónica, aunque ya tengan un smartphone o un tablet.
      PD. Espero que nadie en Amazon vea los resultados de la encuesta, porque sino el Fire no lo veremos aquí en muchos años!!! Jejeje

      Eliminar